21 ene. 2009

Cuatro cuatro

Hueso sobre hueso

Entre sobras mis ojos no podían ver más allá de ellas, dejé aquel plato asi como lo encontré dentro de la heladera.

La comida no escasea, y ya no sé si como por hambre o por costumbre. Pero es seguro que aunque me harto de llenarme la barriga controlo mi peso haciendo ejercicio, quemando calorías para parecerme lo más posible a los modelos publicitarios de la televisión.

Parece una rutina un tanto ridícula la mía, comer y hacer ejercicio, a veces no siento más hambre pero me nutro bien, como los médicos nutricionistas dicen.

Mi vida es un tanto aburrida, seca de emociones agrego. Muchas veces triste, y me siento muy solitario e infeliz. Mi tristeza es como aquellos huesos vacunos que acabo de dejar dentro la heladera, dura e in digerible, inodora, con un terrible y persistente gusto a nada. Por eso no deseo tocar los huesos que siempre quedan luego de consumir una parrillada, prefiero que se quemen humeantes hasta ponerse negros, que huelan a grasa en carbón y así tirarlos al cesto de basura.

Me encuentro aquí, escribiendo estas palabras porque no se que hacer con mi vida, acaso ¿se que es mi vida? Quizás para cambiarla debería saber donde estoy parado, mi situación actual.

Cada segundo me remacha la cabeza. El brazo rígido del segundero acusa cada segundo, la vara roja pasa por los números grises como queriendo pincharles, señala que el tiempo está pasando, pero no más que eso porque siquiera puede pretender controlarlo. Su detención nada significa para que la impresión del tiempo no sea afectada, pero al menos en esta casa si lo es.

Su circunferencia lindante no se siente intimidada, como marco del reloj es su prisión, donde las ilusiones de controlar el tiempo quedan sujetas en ese absurdo aparato regido por un mecanismo de repeticiones. Es quién me puede dar el tiempo en esta casa, ese o el sol mismo. El tiempo parece pasar cuando el rojo segundero indaga a toda la circunferencia del reloj unas 60 veces, los números cada vez más pálidos, semejantes al blanco, en un fondo de negro están pasmados allí, como una ronda de acusados señalados como culpables y pálidos por la sentencia a esperarse. Irónico, unos números de un reloj, esperando una sentencia en un futuro innombrable; inimaginable.

Esa sentencia me hace dudar, creo que el tiempo corre como una luz inalcanzable, todo me da inseguridad ahora mismo, siempre. Pierdo el tiempo, como si la vida fuese un juego y que la pierdo porque alguna vez la gané antes de mi final mortal. La vida ¿se gana para perder?

Esta pregunta me impide contestar rápidamente sin pensar antes que mi respuesta es la clara visión de mi mortalidad, un si implica que todo está perdido o ganado para ser perdido que teniendo en cuenta el fin mismo de la vida es lo mismo que nunca haber ganado nada, y un no implica que me estoy volviendo loco.

En casa las cosas están tranquilas, cerca mío los gatos están echados sobre el suelo y me preguntaba si eran cosas o personas. Las cosas son bienes utilizables, que me sirven, aunque las personas tienen voluntad propia al fin cosas y personas me pertenecen de a ratos y me sirven de a ratos por tanto ya no puedo discernir su diferencia. Los gatos son unas cosas muy valiosas en mi casa, me hacen sentir que no estoy solo atrapado en esta casa. La casa está tranquila, es mi hogar y así debe ser.

Estaba palpando unas cortinas rojas, son ásperas y su rojo se torna como un rubí cuando el sol la traspasa. Por el hilado se ven puntos blancos como las ciudades desde lejos por arriba, cuando desde helicópteros camarógrafos hacen esas espectaculares tomas. Esta cortina tiene una ciudad entera en medio de una lava incandescente. Palpaba las cortinas porque el perro está fuera, en el patio. Y no me deja salir.

Lo espío por unas ventanas y ahora duerme, con la boca algo abierta, tirado en la sombra el morro colorado se distingue por el contraste entre la sombra y su pelaje blanco. Mucha sangre debe estar corriendo por debajo de su piel y su respiración acelerada me da indicios de que el calor le agita demasiado. Siento que estoy mirándome en él. Compartimos la misma desgracia atrapados entre las mismas rejas y paredes. Rodeados de colores en las cosas, llenos de ellas, inútiles cosas. Solo podemos romperlas en paz.

Ante la luz de mi oscura habitación juré olvidar todas las injusticias que extraviaron mi vaga infancia, la de mi amor que siento actualmente por ella que planto la mentira de la esperanza. La, ella inflamando los deseos más altos de carnales insistencias.

LETRA DE LA CANCION RADIOHEAD - VEGETABLE (PABLO HONEY)

LETRA DE LA CANCION RADIOHEAD - VEGETABLE (PABLO HONEY)

I never wanted anything like this  Yo nunca quise nada como esto

I worked hard, tried hard Yo trabajé duro,
intenté más

I ran around in domestic bliss Funcionando
en felicidad domestica

I fought hard, died long
luché mucho, tardé en desaparecer


Every time you're running out of here ¿ Siempre estás corriendo lejos de aqui ?
 
Every time you're running I get the fear ¿Siempre estás corriendo, siento el miedo?


I never wanted any broken bones
Nunca quise huesos rotos

Scarred face, no home   caras con cicatrices, sin hogar

Your words surround me and asphyxiate
tus palabras me rodean y me asfixio

And I burn all hate
y consumo todo el odio


Every time you're running out on me
siempre estas escapando de mi

Every time you're running I can see
siempre estas corriendo, puedo ver


I'm not a vegetable
No soy un vegetal

I will not control myself
no me controlaré

I spit on the hand that feeds me
escupo en la mano que me alimenta

I will not control myself
no me controlaré

The waters spray, the waters roll all over me
Las aguas destrozan, las aguas corren sobre mi


The waters spray, the waters roll on this tired [?]

I'm not a vegetable
I will not control myself
I spit on the hand that feeds me
I will not control myself.

Polemica en el subte


El programa de televisión: Carlos no quiere usar su ipod porque prefiere escuchar

las conversaciones de la gente en el subte o en la calle. Opinar con la señora del

barrio que no debería comprar los tomates tan caros.

La cara se le cambia sola... porque escucha música,

la gente no entiende, que pone esa

cara, porque escucha esa música (a que carajos viene esto?)

“Yo no Quiero Volverme tan Loco” Charly García

Yo no quiero volverme tan loco
Yo no quiero vestirme de rojo
Yo no quiero morirme en el mundo hoy
Yo no quiero ya verte tan triste
Yo no quiero saber lo que hiciste
Yo no quiero esta pena en mi corazón
Yo no quiero meterme en problemas,
Yo no quiero sembrar la anarquía, no quiero vivir como digan
Tantas chicas castradas y tontos fifí
En bs as Se ve que
Yo no quiero vivir paranoico, no quiero ver chicos con odio
No me importa si soy un bandido, voy pateando basura en el callejón
Yo no quiero vivir en el mundo hoy
Yo no quiero esta pena en mi corazón

"Inconsciente Colectivo" Charly García

“Inconsciente Colectivo”

Nace una flor, todos los días sale el sol, de vez en cuando escuchas aquella voz

Como de pan; gustosa de cantar, en los aleros de la mente, con las chicharras

Pero a la vez existe un transformador que te consume lo mejor que tenés

Te tira atrás te pide más y más y llega un punto en que no querés

Mamá la libertad siempre la llevarás dentro del corazón

Te pueden corromper, te puedes olvidar, pero ella siempre está

Ayer soñé con los hambrientos los locos, los que se fueron los que están en prisión

Hoy desperté cantando esta canción que ya fue escrita hace tiempo atrás

Es necesario cantar de nuevo una vez más!

20 ene. 2009

CHEMICAL BROTHERS: Play List



Referente del tecno, referente del trance, referente de la comunión con los dioses de los sentidos.... mundanismo... lsd para el alma... o un porro angelical.

Sexo libre, anárquico: Enemigo del Capitalismo

Hoy se usa el sexo para promover el consumo. Pero el sexo no requiere comprar autos ni casas grandes y vistosas. Tampoco requiere ser “exitoso” con un buen trabajo y sueldo. Cuando uno tiene sexo con alguien no hace otra cosa que tener sexo y nada más, por eso si dedicásemos nuestras vidas a tener sexo o hacer el amor el capitalismo se deterioraría y dejaría de existir no habiendo “adaptación” del sistema económico a tal modo de vida que promueve el placer sexual y no necesita mas que la austeridad.

El sexo se hace con dos o mas personas de acuerdo, y de no ser así se asistiría a una violación, por eso el sexo o hacer el amor es la forma de democracia pura que se halla en la vida, porque todos están de acuerdo con el otro. Y la democracia no necesita al capitalismo, ni al machismo, necesita mucha anarquía, porque la anarquía es una forma de gobierno donde todos los implicados deliberan, participan y tienen mucho sexo bueno.

Habladurias de Pendejos.

Tenemos un montón de esos pendejos que hablan de socialismo, marxismo y comunismo que además de burgueses son enemigos de la libertad ajena y viven a costillas de la gente tonta que sin saberlo es buena pero mala para diferenciar las diversas caras del enemigo.



¡Cuidado con esas "personas"! Son sujetos de la codicia! Generalmente anidan cerca partidos políticos de izquierda o ultra-nacionalistas para nutrir sus ponzoñosas lenguas mentirosas.

Lista: Biodegradables / No biodegradables

Biodegradable

Cáscara de naranja

Naranja entera

Semillas de naranja

Cartón

Papel de diario

Hojas rayadas

Dulce de leche.

Tronco muerto.

Árbol vivo/arbusto/pasto

Carne humana

Carne vacuna

Cartílago (uniones articulares)

Aceite vegetal / aceite animal

Algodón

Azúcar

Cabellos/pelos/plumas/escamas(reptiles, peces)

No biodegradable

Colillas de cigarrillo (filtros)

Zapatos de cuero

Nailon

Vasos de poli estireno

Lata de cerveza

lata de coca-cola

Soldaditos de plástico

Espejo

Via de ferrocarril

Cemento

Chapa

Carbón para asado/cenizas del carbón.

Vidrio (envases, ventanas etc)

Cd/dvd (plástico)

Neumáticos/ caucho

Aceite de batería.

Combustible/Nafta (derivada del petróleo)

Bolsa de plástico.

Veamos algunos ejemplos de cuánto tardan en pudrirse los materiales:

-Cáscara de banana: 2 a 10 días

-Pañuelos de algodón: 1 a 5 meses

-Papel: 2 a 5 meses

-Cáscara de naranja: 6 meses

-Cuerda o soga: 3 a 14 meses

-Calcetines de Lana: 1 a 5 años

-Envases/cartones de leche Tetra Paks (con algo de plástico): 5 años

-Filtros de cigarrillos: 1 a 12 años

-Zapatos de cuero: 25 a 40 años

-Nailon: 30 a 40 años

-Vasos de aislante térmico de poliestireno “Styrofoam”: 1 a 100 cien años

-Anillos plásticos de paquetes de latas de aluminio de seis “6-pack”: 450 años

14 ene. 2009

El Lado Oscuro de la Calle: Jack Higgins


Una novela policial de paso acelerado donde la cantidad de acontecimientos es enorme y su importancia en el resto es absoluta.

El policía se infiltra en la cárcel para saber donde oculta el dinero el último miembro de una super banda criminal, y mejor que eso; descubre que tiene planeado usar ese dinero primero escapando de la cárcel. Así el policía de turno se suma al plan de escape obligando a los captores que le permitan unírseles.
Así van desde la clínica del hospital carcelario fugándose hasta un camión que los lleva a un descampado donde intentan matarlos para que los captores pudieran quedarse con el dinero de su cliente y del desconocido que era el policía.
Pueden salir vivos matando al pequeño bill, se van con una mujer que excita al criminal y la utilizan de campana para que se anticipe con un auto en la carretera para avisar si hay policía fronteriza. Luego a la casa de una adivina y luego a un muelle. Del muelle donde vive un alcohólico a una isla donde se ocultan los cerebros de la operación de rescate y finalmente todo explota en pedazos.



Mucha traición y la moraleja: los malos mueren malos. JA-jA. Y las chicas tontas se quedan sin marido.

Dudas consultas: escríbala al blog y se le responderá a la brevedad.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Colores: Center of Sun

Colores: Center of Sun
Radiante de dulzura, el centro de un sol para las obreras