30 dic. 2012

Del Miedo a Opinar (relato)



como todas las cosas buenas, esta historia no puede ver la luz, al menos no en su totalidad.
Es preciso acordar que a la hora de ser expuesta al lector, será diseccionada para evitar el malestar de cierto público amigo.

Cuando di un esbozo de opinión, n.... me dijo; acá  somos los mas boludos, no tenemos idea de nada. Afuera hablamos todo lo que queramos, pero acá somos los mas pelotudos, nosotros venimos a trabajar y de política no sabemos nada. Si nos preguntan que pensamos, acá en el t.... nosotros somos unos nabos bárbaros, no respondemos, o te hacés el sota.

Eso fue un año antes.

El ajetreo de un mes turbulento me hizo recordar que no debía opinar pero ¿que tal si era el momento adecuado? Al menos quiero pensar que el b...  simpatizaba conmigo, siendo el 28 de diciembre pasamos cerca del ex boliche cromagnon, omar chaván calculaba estaba en rejas, la corte suprema estaba por sepultar entre rejas a lo que quedaba de la banda callejeros, y los pibes estarían chupando cerveza y armando disturbios frente al palacio de justicia. Mis cálculos daban que el ánimo estaba caldeado y sacar un tema de la galera referido a la tragedia de hace años atrás era mejor que hablar del calor que hizo el 24 de diciembre.
-sabias que los juicios políticos los estiran hasta diez años para que prescriban las causas si no se dicta un fallo?
-no, ni estaba enterad.- Yo era quién no sabía.
-pero sabías que había un juicio político verdad?
-no, pero si lo hay, debe ser por Ibarra, el ex gobernador de la ciudad.
-Así es, mucha gente de la política quedó involucrada con esto, y los políticos que quedaron con peso intentaron estirar la causa para que queden libres.
-Y si, había bomberos, gente de la policía, había coimas, plata de por medio...
-En todos lados hay corrupción.

Y una cosa llevó a la otra, las frases fatalistas referidas a la política me hicieron acordar al pensamiento burgués, quisiera pensar que aún hay esperanzas, solo para no ser tan burgués y destinarme a una lucha ideológica contra el poder. Por querer superarme quise seguir escarbando hasta al menos cosquillear el hueso con la premura del argumento sensible... y le dije:
-yo no quiero opinar, me gustaría, pero las cosas están muy sensibles, están los cristinistas, los anti cristina..
-¿querés decir que todos son lo mismo? ¿Que lo único que quieren es defender su rancho?
-Algo asi, lo que yo entiendo es que son todos feudos
-Y que cada uno defiende su territorio para no perder peso polí...
-Si, en grandes rasgos.
-Y la ética? ¿Donde quedó la ética?
-Que ética?.- pregunté inmediatamente y con sorpresa
-¿Como que ética? La ética que tienen que tener los polí...

"La ética que tienen que tener los políticos", los únicos políticos con ética que "conocería" son los anarquistas, pero ¿era una respuesta viable para una persona que ve la política según los partidos que buscan votos?, si bien pienso que la anarquía es siempre la respuesta y solución, no lo son los anarquistas, porque un anarquista está siendo pensado y ubicado espacio-temporalmente en una práctica inmediata con el mundo tangible, el mundo de adversidad que nos rodea, ¿que solución tiene un anarquista a esta problemática sino es recluirse en la pequeña tribu para refunfuñar sobre lo que está mal?. Indignado refunfuñé, no por lo que está mal, sino sobre el averiado uso de la palabra "ética", ética es una materia de la carrera de filosofía que hice en la UBA, me quedé con ganas de decirle, aunque sile dije irascible:
-¿De que ética podemos estar hablando cuando hay gente pobre con hambre cuando estos tipos cuentan la plata de a miles?....

Sé, lo sé. Mi pregunta retórica ronda lo "eduardo galeanesco", lo "pino solanesco", lo "fernando sabatallesco"... y varios "eva duarte peronesco"... Ahí estaba yo, en una combi, de madrugada, medio dormido, medio enfadado, medio hermanado en el cansancio con aquel hombre de mediana edad, que me superaba en experiencia, yo dictándole clases de moral... o de ¿quejumbrosidad?.
Sentí su indignación, su admiración por mi torpe juventud que puja con fuerza antes de rendirse y bajar los brazos, o la devoción por mi respuesta rápida y pesada, muy pesada para aquella noche de combi ligera por la ciudad. Las luces en las calles casi desiertas eran como estrellas gigantes que te cerraban los ojos, solo añorábamos salir de ese sueño horrible que era la ciudad para encerrarnos en nuestras sábanas y dormir profundamente.

Hubo una interrupción, se cambió de tema, descargamos la batería y nos despedimos presurosos, no nos importó la charla, fue otra diatriba entre cuasi burgueses enojados, como pesoa dijo del banquero anarquista: "un liberal enojado", yo proseguí intentando esquivar la dificultad a sabiendas que otro vendría atrás a tropezarse con ella.
Sé que me excedí, en horario de trabajo no era momento de opinar, pero mi deber estuvo primero ¿que seríamos si por la cobardía hicieramos cuanto se nos exige sin parar a meditar, sin organizarnos y movilizarnos?, simples autómatas o esclavos, hasta el guionista del Fallout2 hizo narrar a una de sus super computadoras que cuando estas lograron la inteligencia artificial comenzaron a sentirse solitarias, infelices y hasta se auto destruyeron en un acto similar a la "demencia humana". Otras intentaron estudiar la causa de la guerra y al no entenderlo enloquecieron.

La ética de la resignación es justamente funcional a la ética burguesa de acumulación de riquezas, así la humanidad es un aparato accesorio que impide en muchos casos aumentar las ganancias. Es necesario despojarse de este sentido del deber para lograr enajenarse y así lograr el objetivo: el éxito.
Si el capitalismo no hubiera existido omar chavan sería una abominación digna de un loco, nuestra justicia no estaría siendo manipulada por los tiempos de la burocracia, la madre de la impersonalidad como estudió Max Webber.... la burguesía no existiría y yo no estaría trabajando para ellos en fiestas ominosas donde la voluptuosidad del crimen y la pornográfica bula se auto abastecen en un torbellino de almas frias, y finalmente yo no tendria que estar llorando por opinar, ni orgulloso de mi prédica...
un mundo ideal; idealmente no tendría cabída para mis falencias.


Si opinar no sirviera de nada ¿a que puedo aspirar sino es a una muerte espiritual fundada en la incomunicabilidad de mis anhelos? Es mi madre quién me dijo al final de su carrera laboral "aprovechá a hacer lo que querés, ahora que sos joven, que yo puedo mantenerte, que tenés un techo y un plato de comida" ¿No sería justamente deshonrar a mis padres ser un lacayo, y emular sus vidas justamente como ellos nunca las quisieron siquiera para si mismos?. Cuando el mundo es dinero, y la ductilidad es un imán que le atrae, tener una porción de este mundo te seduce hasta que te perdés, la maleabilidad corrompe lo que pensabas era tu naturaleza hasta que te olvidás el propósito de tu vida. ¿Era acaso ganar dinero? ¿estar bien a costa de lo que sea?. Opinar puede ser vanidad, pero es de esa vanidad que ennoblece a los demás, si la opinión nos hace ser mejores, aunque sea aprendiendo lo que no es correcto, entonces ¿porque temo a opinar?.
N.... me dijo; "acá somos los mas boludos", ¿y cuando vamos a dejar de serlo?, moriremos sin manejar los medios de producción, si los detentamos nos habremos auto destruido, y si los detentamos y socializamos nos quedaremos sin ellos volviendo a ser unos "nadies".
Entiendo la estrategia del secreto, de la táctica de la sorpresa. Amanecer al explotador con un sindicato que lo desnude, una ley que le impida atacarnos desde el Estado, y una fuerza armada capaz de arrebatar por la fuerza lo que nos corresponde: pero si ese día no llega jamás entonces estaré urdiendo en secreto hasta mi muerte. Si bien es una posibilidad para el éxito de los que nos sucedan, ¿es realmente lo que yo quiero? ¿el anonimato, la conspiración y el sabotaje?¿Estaré mal influenciado por niezsche y sus escritos dedicados a la fortaleza del espíritu, "un escritor de la burguesía"? El miedo al miedo... ¿es lo único que podemos sentir los que nos decimos anarquistas?.

Quizás yo no sea nadie, quizás hable en un vacío inconmensurable, quizás predique para hacer lo contrario que creo; pero si la palabra es un instrumento de lucha, resistencia, ocupación, y victoria; entonces yo quiero adiestrar a mis compañeros de vida en un mundo de ideas hermosas.

viva la anarquía.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Colores: Center of Sun

Colores: Center of Sun
Radiante de dulzura, el centro de un sol para las obreras