19 oct. 2008

La espora NIHILISTA de William Shakespeare.

Acto 5, escena V.

(La Reina ha muerto.)

MACBETH. Debía haber muerto más adelante: habría llegado el momento para la tal palabra: mañana, y mañana y mañana, avanza a ese corto paso, de día a día, hasta la última sílaba del tiempo prescrito: ¡apágate, apágate, bree candela! La vida es sólo una sombra caminante, un mal actor que, durante su tiempo, se agita y se pavonea en la escena, y luego no se le oye más. Es un cuento contado por un idiota, lleno de ruido y furia, y que no significa nada.

(Luego se bate en duelo a muerte con quién no ha nacido de vientre materno y muere, irlanda vuelve a la “paz”.)


-Nihilista porque orbita a la vida humana en un plano donde no hay soporte espiritual, moral o de entelequia superior al ser humano, y que su no existencia, su muerte deviene en nada-

Langa Zita: Crisis financiera mundial abre camino para el triunfo de la humanidad.



Caracas, 17 Oct. ABN.- 'Esta crisis (financiera mundial) no representa el fin de las estructuras que contiene el sistema económico capitalista, pero es el comienzo de un proceso donde la gran vencedora será la humanidad', sostuvo Langa Zita, intelctual sudafricano y miembro del Parlamento de Sudáfrica.



Zita, quien asiste al VIII Encuentro de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad, señaló que los movimientos populares deben impulsar, a través de la movilización y presión a sus gobiernos, políticas económicas y sociales que estén dirigidas a la construcción de un modelo alterno al capitalismo.



Consideró que los pueblos del mundo deben aprovechar la crisis del capitalismo para crear nuevos instrumentos económicos, políticos y sociales que los conduzcan a la verdadera liberación.


'Este para mí es el momento para hacer los reclamos por la situación actual y vincularlos a los movimientos de masas, de base, para lograr cambiar y crear los instrumentos que nos permitan trascender el capitalismo', sentenció.


Asimismo, destacó que las movilizaciones y las propuestas que éstas generen no deben estar bajo la unicidad de un pensamiento, por lo que debe generar participación de todas las corrientes del pensamiento progresista que hacen vida en todo el planeta.




Langa Zita es coordinador del South African Chapter of the Third World Networrk (Capítulo sudafricano de la red tercer mundo) y ha realizado diversos escritos sobre la pobreza y la polarización.

¿INTEGRACIÓN ÁFRICA-SUD-AMERICA?




Revolución Bolivariana llena de esperanzas a pueblos de África



Caracas, 17 Oct.ABN.- 'La Revolución Bolivariana que impulsa el presidente Hugo Chávez en Venezuela llena de esperanzas a los pueblos del continente africano', sostuvo Langa Zita, parlamentario de la Asamblea Nacional Sudafricana y miembro del Partido Comunista de ese país, en el contexto de la VIII Encuentro de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad, que se lleva a cabo en el hotel Alba Caracas.El intelectual africano destacó el carácter participativo que posee el proceso revolucionario venezolano, al cual catalogó como único e inédito en la historia política del mundo y señaló que esta experiencia es ejemplo para los movimientos sociales del planeta y, en especial, del continente de África.

'La Revolución Bolivariana ha utilizado estructuras institucionales como el referendo, parlamento, entre otros elementos de participación para profundizar el proceso de transformación y estas experiencias únicas que todos los progresistas del mundo están mirando bien de cerca, incluyendo el hecho del pueblo venezolano, logró evitar un golpe de Estado', resaltó.



Zita manifestó que las relaciones que ha entablado la nación venezolana y sudafricana han servido para que en el país africano se conozca en mayor grado la verdadera situación venezolana, que tergiversan los grandes medios de comunicación del mundo y de su país.



De igual manera, indicó que los intelectuales y políticos del continente africano se han mostrado muy interesados en profundizar su conocimiento sobre la Revolución Bolivariana y los mecanismos que ha impulsado para la creación del poder popular en busca de profundizar la participación de las comunidades en las decisiones de importancia para el país.



El pensador, igualmente, instó a que los continentes de África y América Latina creen mecanismos de cooperación que permitan impulsar la unión de los pueblos, que han sido signadas por el distanciamiento impuesto por las potencias europeas colonialistas del siglo XX y Estados Unidos.



Asimismo, hizo un llamado a los gobernantes de las naciones que conforman los dos continentes a crear instituciones que faciliten y aceleren el proceso de integración entre ambos continentes, a los que le fue impuesta la vida en pobreza por las poderosas naciones que dominan el capital.



En referencia a la cumbre América del Sur-África (ASA) a realizarse próximamente, el pensador africano expresó que posee muchas espectivas debido a que la presencia del Mandatario venezolano servirá para reimpulsar esta idea de integración de los dos continentes.



'Hay que prepararnos de manera diferente para esta reunión y que no siga siendo la misma cumbre de siempre. Espero que la presencia, el entusiasmo y la energía del compañero, camarada, presidente Chávez pueda impulsar e inspirar iniciativas para la trasformación de este organismo', apuntó.



Langa Zita ha hecho grandes aportes en la profundización y comprensión de la realidad económica, la pobreza y polarización en el continente africano, y brinda su colaboración con numerosas Organizaciones No Gubernamentales (ONG`s) progresistas.



"¿Realmente será una posibilidad que pueblos africanos y latinoamericanos aunen fuerzas para crear un nuevo bloque histórico, escribir en la historia una esperanza sin expoliación norte americana ni europea? Ojalá!"(pensamiento de Deconstruido)

Naciones Áfricanas franco-parlantes sometidas Politica-Económica-Militarmente por Fráncia

ANÁLISIS Influencia francófona

El papel del Estado francés en África

En su relación con África, el Estado francés juega, además de la económica y militar, la baza cultural impulsando una alternativa francófona. Treinta y tres países africanos pertenecen a la Organización Internacional de la Francofonía, que hoy y mañana celebra una cumbre en Quebec. El estado francés lleva siglos ejerciendo su influencia en el vecino continente africano. Desde la época de la colonización, pasando por las etapas descolonizadoras y llegando hasta nuestros días, los dirigentes franceses siempre han tenido a África en el punto de mira, y su actuación allí siempre ha venido motivada por la defensa de sus propios intereses.


Txente REKONDO Gabinete vasco de Análisis Internacional (GAIN)

Tras la independencia de muchos estados africanos, los gobiernos franceses han tenido que adaptar su política a la nueva situación creada. En un principio esos dirigentes se oponían a la autodeterminación africana, pero ante el imparable movimiento de liberación que se avecinaba pronto tuvieron que recular e idear una nueva estrategia.

Para ello pusieron en marcha un complejo sistema que les permitiera mantener su esfera de influencia, sobre todo con una política de acercamiento a los nuevos líderes africanos de determinados estados, así como fomentando o manteniendo la dependencia económica, política y militar de sus antiguas colonias hacia París.

Los pilares básicos de la política francesa hacia África son la exclusividad presidencial, la ausencia de control parlamentario y el consenso entre los diferentes partidos políticos. Como bien señaló François Mitterrand en su día, «soy yo y no mis ministros el que determina la política exterior francesa...Por supuesto que mis ministros manifiestan sus propias opiniones, pero una política que no tenga mi aprobación es impensable».

La importancia económica, militar y cultural es otro aspecto clave en la relación franco-africana. Determinados recursos materiales obtenidos en el continente africano son imprescindibles para la propia capacidad industrial del Estado francés, así como para seguir en su búsqueda de un lugar privilegiado en el escenario mundial. También se presenta el mercado africano como una oportunidad de oro para vender los productos franceses y para potenciar las inversiones de sus empresarios.

Para asegurarse que la relación económica se mantiene y, sobre todo, que es favorable a los intereses franceses, París ha urdido toda una serie de cooperaciones monetarias y asistencia bilateral que le ha permitido controlar firmemente «la política financiera y monetaria de sus aliados africanos».

En muchas ocasiones se ha querido presentar esta situación bajo el manto de la solidaridad y la cooperación, cuando en realidad se ha tratado siempre de de fender los intereses franceses por encima de los deseos o necesidades de los pueblos africanos.

En el ámbito militar, el estado francés ha mantenido una postura dual. Por un lado, a través de «la cooperación militar» ha proporcionado asistencia militar a sus aliados africanos, en muchas ocasiones mediante acuerdos bilaterales, muchos de ellos secretos y todavía en vigor; y, por otro lado, los gobiernos franceses no han dudado en intervenir directamente en determinadas situaciones.

Desde 1962 se han contabilizado cerca de veinte intervenciones militares galas en África, bien en apoyo de los dirigentes africanos «amigos de parís» o bien para afianzar sus intereses. Es curioso que en ocasiones se haya mencionado «la defensa de la democracia y la estabilidad» para justificar dichas intervenciones, mientras que, por ejemplo, la participación francesa en Zaire, durante la crisis de 1996 y 1997, sirvió para apoyar al dictador Mobutu Sese Seko.

El valor geoestratégico de la región es evidente desde el punto de vista militar, de ahí que París mantenga una presencia militar de más de doce mil efectivos, destacando su presencia en Djibuti, Chad, República Centroafricana y Costa de Marfil.

La esfera cultural es otra de las bazas empleadas por París para desarrollar su política hacia el continente africano. El auge de la influencia y presencia anglófona en todo el mundo, y muy en especial en el continente africano, siempre ha sido visto con mucho recelo desde París. De ahí sus intentos por impulsar una alternativa francófona. Lo cierto es que el retroceso y la pérdida de ese «grandeur» del pasado es una enorme losa que incomoda a los dirigentes franceses. Esto, unido a la evidente crisis identitaria que afecta al Estado francés (la creación por Sarkozy de un ministerio específico es una prueba evidente) obliga a París a maniobrar en este ámbito.

Treinta y tres estados africanos pertenecen a la Organización Internacional de la Francofonía y, como señala un experto, «los más beneficiados de los acuerdos suelen ser regímenes dictatoriales». Sin embargo, pese a los esfuerzos franceses, sólo un 15% de la población en esos estados habla francés, lo que corrobora que «esos acuerdos bilaterales y la misma idea de la Francofonía, es más bien un proyecto ligado a las agendas de las elites políticas y no al conjunto de la población».

El enfrentamiento con el mundo anglófono también tiene sus raíces y siempre ha preocupado a los franceses, quienes todavía no se han recuperado del llamado «síndrome Fashoda», cuando sus tropas fueron expulsadas por los británicos en 1898 de un pequeño fuerte en Sudán.

El genocidio de Rwanda a mediados de la década de los 90 fue un episodio que marcará el futuro papel del Estado francés en África. Algunos analistas denominan esta etapa como «el eclipse francés». La polémica en torno a aquellos sucesos está servida. Para unos, el papel del Estado francés en el genocidio es todavía un asunto pendiente, mientras que otros, sobre todo los dirigentes franceses, siempre han negado cualquier participación en él.

De nuevo unas palabras de François Mitterrand de finales de los 90 evidencian el desprecio que siempre han tenido algunos líderes franceses, incapaces de desprenderse de su mentalidad colonialista. El entonces presidente señaló que «en países como ésos el genocidio no es muy importante».

Un informe recientemente publicado en Rwanda acusa directamente a 33 políticos franceses y oficiales del Ejército (incluido Mitterrand) de complici- dad en las matanzas. Es evidente que este documento se ha hecho público en un contexto de enfrentamiento entre ambos estados, pero hoy día numerosos los académicos y analistas apuntan a una participación francesa en aquel genocidio.

Las maniobras políticas, el papel de los servicios secretos galos antes y durante los episodios más sangrientos, la manipulación u ocultamiento de información privilegiada, la participación militar... son algunos aspec- tos que una vez documentados y analizados, no dejan en muy buen lugar al Estado francés.

Lo que muchos de esos analistas echan en cara a París es que pese a su capacidad política y militar para prevenir lo que sucedió y a contar con importante información de servicios secretos, ONU y diferentes ONG, decidió actuar «muy tarde y sin mucha determinación».

En los últimos años se ha producido un ligero giro, pero mientras apuesta públicamente por una participación multilateral, París sigue manteniendo y actualizando sus acuerdos bilaterales, muchos de los cuales, no hay que olvidar, son secretos. Por eso, como señala un escritor africano, los pasos de la actuación francesa en África se pueden resumir en «invadir, intimidar, manipular, enfrentar a los pueblos, expropiar...»


Feliz Día de la Madre: aborteli






Feliz día de la madre! ah, por cierto, se me olvidaba; te entrego atrasados la caja de condones que papá se olvidó de entregarte hace 21 años... emm... ;) yo tengo 21 años!!

AFRICOM: Organización de EEUU para preservar los intereses empresariales en África.


AFRICOM: La bota militar de EEUU en el umbral de África

El régimen de Bush fue más allá en la escalada de suministros militares y, el 3 de octubre de 2008 inaguró AFRICOM, los ojos, oídos, boca, billetera y pie del Pentágono en el continente africano.
Bruce Dixon para Black Agenda Report | Tomado de rebelion


Traducido para Rebelión por Jesus María y Mariola García Pedrajas

Desde el final de la Segunda Guerra Mundial, los EEUU han sido la potencia extranjera dominante en África. Entre 1.950 y 1.989, África ha sido el objetivo de más de 1.500 millones de dólares en ayuda militar estadounidense. La administración Clinton elevó la militarización de África a unos niveles sin precedentes, suministrando enormes cantidades de armas, entrenamiento y otras ayudas de tipo militar a 50 de los 53 países de África. El régimen de Bush fue más allá en la escalada de suministros militares y, el 3 de octubre de 2008 inaguró AFRICOM, los ojos, oídos, boca, billetera y pie del Pentágono en el continente africano.

Como Asad Ismi y Kristin Schwartz cuentan en Ravaging of Africa :

“África es la región más devastada por la guerra en todo el mundo, con conflictos armados activos en nueve países: Etiopía con Somalia, guerra civil en Etiopía, Uganda, Chad, Nigeria, Marruecos con el Sáhara Occidental, y Argelia. Los EEUU han suministrado armas y entrenamiento militar a los contendientes en todas estas nueve guerras. Washington ha hecho lo mismo con otras cinco guerras finalizadas en el periodo entre 2.002 y 2.006. Éstas son las largas guerras civiles en Angola, Sierra Leona, Burundi y Liberia, así como en Congo-Brazaville.”

Gracias al medio siglo vertiendo en África enormes reservas de armas por parte de EEUU, el precio de un rifle de asalto en África es varias veces más barato que en cualquier otro lugar del planeta. Los programas de asesoramiento militar de EEUU, sus armas, sus grandes corporaciones y la insistencia de EEUU por privatizar las funciones militares se pueden encontrar en cualquier lugar de África. A finales de Agosto, el comandante en jefe del AFRICOM, el general William E. “Kip” Ward, fue el ponente principal en los actos de graduación en las instalaciones de entrenamiento militar en Liberia, que son dirigidas de manera conjunta por Pacific Engineering & Architecture, filial de Lockheed-Martin, y DynCorp, que proporciona mercenarios y torturadores a Afganistán, Bosnia, Congo, Colombia, Darfur y cualquier otro lugar. AFRICOM por lo tanto, parece seguir la práctica habitual estadounidense de exigir que tanta “ayuda” militar y no militar como sea posible se gaste con las políticamente influyentes corporaciones de EEUU.

AFRICOM se diferencia de otros mandatos militares de EEUU en el exterior en que su estructura de mando está compuesta tanto por civiles como por militares a todos los niveles, y también en que AFRICOM administrará de manera abierta y directa, todos los programas civiles financiados por el Departamento de Estado de EEUU. La comandante en jefe adjunta del AFRICOM es la embajadora Mary C. Yates, y el AFRICOM se hará cargo de todos los programas civiles en África del Departamento de Estado, la USAID y de los programas en África de varias otras agencias gubernamentales civiles, lo que refleja el grado de militarización de la política estadounidense en África a todos los niveles.

En un ensayo de principios de año titulado “What is AFRICOM Really About”, (De que va realmente AFRICON) Daniel Volman informa acerca de una conferencia a la que asistió de funcionarios de EEUU y africanos en la Universidad de Defensa Nacional, encaminada a mantener al AFRICOM a pleno rendimiento:

“La primera cosa interesante fue la discusión de cómo definen la misión de AFRICOM. Las presentaciones sobre este tema se basaron en presentaciones internas del Departamento de Defensa, por lo tanto fueron mucho más honestas y reveladoras del tipo de declaraciones que se hacen en los pronunciamientos públicos. La presentación citó específicamente el reto de prevenir interrupciones en la producción y exportación de petróleo africano como una de las seis principales misiones de AFRICOM, junto con hacer frente al reto de China, controlar las regiones no gobernables y el extremismo trasnacional, encargarse de la inestabilidad en el Cuerno de África, de la inestabilidad en la región de los Grandes Lagos, y encargarse de la situación en Chad/Sudán.”

“Otro par de puntos interesantes que caben destacar fueron su mención de que veían a la Joint Task Force-Horn of Africa (Fuerza de choque conjunta-Cuerno de África) -la gente que está en la avanzadilla de la implicación de los EEUU en Somalia y Etiopía- como modelo de lo que AFRICOM podría hacer en el resto del continente. Admitieron también que no han hecho ningún intento de consultar con nadie en las Naciones Unidas mientras están desarrollando el AFRICOM y realmente tampoco han consultado con nadie en África.”

“Quedaba claro por sus declaraciones que estaban muy sorprendidos y descontentos con la reacción pública de los africanos al AFRICOM y que esa era la razón por la que iban a tener que mantener la sede central del AFRICOM en Stuttgart de momento, aunque seguirán buscando un anfitrión africano y también la forma de estacionar personal del AFRICOM de una manera menos obvia y provocativa por ejemplo enviando pequeños grupos de enlace con fuerzas militares africanas seleccionadas. Quieren creer que este es simplemente un problema de relaciones públicas y que lo único que tienen que hacer es explicarse mejor. Una de las nuevas palabras de moda en el AFRICOM es “escucha activa,” es decir, pretender que te importa lo que otra gente piensa.”

El hecho de que los planificadores del AFRICOM citen a Somalia como el ejemplo que quieren extender al resto del continente es bastante instructivo. La implicación de EEUU es este desolado país desde el derrocamiento en 1991 de Siad Barre ha dado como resultado una guerra civil constante y hambrunas creadas por el hombre, todo completado por una invasión por parte de Etiopia auspiciada por EEUU que ha provocado la muerte de un millón de personas, aproximadamente una décima parte de la población de Somalia, y expulsado a otro millón de sus hogares. Casualmente, Somalia se encuentra justo al otro lado del Golfo de Aden de la península de Arabia y los Estados del Golfo, y se asienta sobre un lago de petróleo virtualmente sin explotar.

Evidentemente, mantener a África descalza, hambrienta, enferma y en guerra consigo misma es bueno por los negocios de EEUU. Durante la sangrienta guerra congolesa, en la que EEUU apoyó a los ejércitos de nueve naciones que invadieron y saquearon el Congo matando al menos a cinco millones de sus habitantes, la política de EEUU se centró en mantener el flujo de madera, oro, titanio, y otros minerales estratégicos hacia EEUU y sus aliados, fuera cual fuera el coste de vidas civiles. Al mismo tiempo, un conflicto en Darfur, con unas cifras de muertos de entre el 20 y el 15% de las del Congo ha incitado un movimiento de los dirigentes de política exterior de ambos partidos a favor de una implicación militar abierta en Darfur, quizás porque algo del petróleo de Sudán está yendo a China.

Los africanos no son tontos, y a pesar del clamor de unos pocos de los regímenes más desacreditados y desesperados del continente a favor de situar AFRICOM en sus países, probablemente como el recurso definitivo en contra de golpes de estado y revoluciones, AFRICOM aun no ha encontrado un país para su sede central. La mayoría de los gobiernos africanos temen que se les etiquete como abyectos fantoches del AFRICOM. Temen la ira de su propia gente, que es como debería ser.

Las cuestiones para los estadounidenses preocupados por las políticas del país en África son duras. La militarización de África, y de la política de EEUU respecto a África es una cuestión de consenso entre ambos partidos, sea cual sea el presidente el próximo enero. Se espera que los africanos se resistan a la extensión del “modelo” de Somalia al resto del continente. Para EEUU se trata de seguir con sus negocios habituales. La única cuestión es si los activistas de este lado del océano están preparados para de alguna manera aumentar el coste de estas políticas habituales más allá de lo que los por otra parte blindados dirigentes de EEUU están dispuestos a pagar.

Jesus Maria y Mariola Garcia Pedrajas son colaboradores de Rebelión. Esta traducción se puede reproducir libremente a condición de respetar su integridad y mencionar al autor, a los traductores y la fuente.

Artículo original:

http://www.blackagendareport.com/index.php?option=com_content&task=view&id=824&Itemid=1

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Colores: Center of Sun

Colores: Center of Sun
Radiante de dulzura, el centro de un sol para las obreras