28 may. 2010

Gastón Gori: Vagos y Mal entretenidos

Gastón Gori: Vagos y Mal entretenidos



Este es un resumen de un libro que me llegó de manos desconocidas. Es mi primer intento de profundizar en el concepto del imaginario social de la vagancia como eje normativo moral y como efecto del poder para hacer individuos “virtuosos” o sea: productivos.


Mi plan sería brindar a futuro un eje temático de la genealogía de la moral (nietzsche), el derecho a la pereza (…) y consumir el gaucho martín fierro (José hernandez) y la conquista del pan (Joseph ¿Prohudon?).



El ensayo fue escrito en 1951, yo cuento con la tercera edición de RAE(Rodolfo alonzo editor) de 1974, curiosamente en la antesala la dictadura militar Argentina donde seguramente habría sido prohibido o al menos censurado sacado de circulación.



Resumen:

Primeramente introduce un término; Estado de peligrosidad.

Estado de Peligrosidad constituido por la posibilidad relevante de que un individuo delinca o reincida en la comisión de infracciones criminales.

Conciente de que es anacrónico con la época (no se utiliza hasta la modernidad jurídica y el libro trata de los gauchos desde 1800 hasta 1900) considera que es más fácil entender como se veía al gaucho, como un individuo en él que habitaba el estado de peligrosidad. Un bárbaro en una ‘civilización’ solo trae aparejados problemas de convivencia y por eso pasaría lo que relata más adelante en el libro con la sujeción del sujeto problemático que fue el gaucho.

Al final plantea marginalmente que el gaucho no era el señor de la pampa, sino que los señores de la pampa eran los ricos que tenían al gaucho de peón o de miliciano en las fronteras. Los señores de la pampa eran quienes incitaban la persecución del elemento popular.

Luego dilucidé que “la vagancia es una contravención” mientras que “robar o matar o sus sinónimos son delitos”.
Sin embargo el castigo para el delito o la contravención (especialmente el de la vagancia) eran penados de la misma manera en la mayoría de los casos registrados.
La potencia de ser delincuente (o sea ser vago o mal entretenido) era generalmente igualmente castigada que el acto de ser delincuente.

La vagancia se equipara con “Estado de Peligrosidad”.
Y la vagancia (para los estancieros y hombres de gobierno (que eran generalmente estancieros)) es un estado:
1) Electo por inclinación libre (no condicionada por el medio en que actúa negativamente)
2) Rechazo a la vida honesta y a la ocupación moral. (Rechazo a la ocupación u oficio o conchabado)
Y estas 1 y 2 son las condiciones de punibilidad del vago. Las condiciones suficientes para castigar o “reformar” al ser vago.


Distingue el argumento razonable: Necesidad de Prevención.
Lo no razonable sería todo lo que se desprendió de esta razonable necesidad; se refiere a que no hubo una argumentación coherente o razonada, una objetivización de la ley; ya que los castigos instaurados excedían, según el criterio de cada funcionario, la función de evitar el delito y los jueces de paz no podían ser detenidos en su actuar “irracional” por la población pobre y analfabeta.
Gori resume así: “sin que hubiese frenos legales para limitar el poder de calificar” (los actos malos de los mal entretenidos).

Aún no especifiqué ¿Prevención de que? ¿Quién tiene esa necesidad?
Quienes necesitan seguridad son los grupos de poder gubernamental, militar y económico (a veces todo esto se concentraba en una sola persona en las aldeas).
Lo que querían prevenir es que no se dañe su propiedad privada (las vacas, la tierra apropiada, los productos de la tierra).
Pero esto es lo que explicita la ley, los resultados de la aplicación de la ley es mucho más que salvaguardar la propiedad privada, y es el objetivo de la clase gobernante está condensado en la idea de que “la Pampa tiene la necesidad de moralizar las costumbres”.
Una breve explicación: Si hay que moralizar es porque lo que existe es inmoral, pobladores europeos, gauchos, indígenas, etc. Moralizar es eliminar la contingencia al mínimo posible, hacer sujetos, “deshacer el estado de naturaleza” y disciplinar los cuerpos. Detener a los vagos y mal entretenidos para aplicarles torturas y castigos de reforma es la forma con la que se espera hacer patria: hacer la argentinidad; homogeneizar a la población eliminando a los agentes indeseables aunque estos apenas fuesen hostiles y que viviesen siempre en la frontera de la ‘civilización’.

Vagos y Mal Entretenidos: distinción entre uno y otro.

El vago es quién vive sin oficio ni profesión (ocupación útil). Luego apelando a la “ductileza del argumento de opresión” los magistrados extienden la vagancia a quienes no poseen constancia firmada de conchabado o propiedad, pues uno era depender de un único señor, y el otro era ser propietario. Los propietarios ricos nunca serían vagos ni quienes fuesen peones fijos de un solo señor. La realidad del gaucho es que debía migrar cada temporada de trabajo en trabajo (imposibilitando que se asiente en ninguna propiedad) y en ese transitar es cuando su situación jurídica le hacía más blanco fácil para que lo juzguen y apresen con el castigo que más adelante explicaré. La imagen del vago puede adecuarse al vagabundo solitario por las tierras fiscales luchando por su supervivencia.

El Mal Entretenido es la figura del vicioso, asiduo visitante de lugares corruptos (pulperías y pulperías volantes, cafés, tabernas, carreras de avestruces), falta al trabajo y no importa si corrompió o no corrompió a terceros con su forma de actuar; sino su carácter sospechoso por ser “mal entretenido”. Es mas propenso a ser mal entretenido quién se junta con sus pares a divertirse, a calmar sus penas en alcohol y hablar con otros para intercambiar información y vender cueros de las vacas faenadas.

Como síntesis ofrece esta imagen: Si la causa es ser vago, el efecto es ser mal entretenido, en ambos casos es estar en la proclive de todos los delitos comunes.
Pues causa y efecto son inseparables y si la justicia determina una se deduce la otra como necesaria: si se es mal entretenido es porque necesariamente se ha de ser vago, y si se es vago es porque se incurre en prácticas de mal entretenimiento.
Entonces ser gaucho era ser ambas cosas constantemente, el motivo por la detención podía ser la causa o el efecto, pero ambas se castigaban igual.



Antes de presentar los ejemplos donde las “condiciones de punibilidad” o sea, las causas que hacen merecer al acusado de las penas o castigos voy a presentar los motivos económicos-militares que hicieron de los gobernadores una normalidad en su procedimiento jurídico la “fiscalización de la vida” o sea “coerción a la independencia de la conducta” del gaucho.
Planteado como la economía de mercado; la economía de la población miserable:

Primero el concepto de Desmovilización; una desmovilización son hombres (y mujeres) que constituyen un problema, son desocupados desechados por el fin de los hechos de armas o sea las guerras. Los desmovilizados fueron generalmente condenados a trabajos públicos.

Las dos causas de la persecución al gaucho:

1Cuantas más tierras señoriles más miseria de los campesinos, dado que más miseria es cuantos más campesinos existieran en dicha condición, y para que existan campesinos se necesitan más tierras donde emplearlos: tierras que los señores se adjudicaban con nuevas conquistas en las tierras indias.
Al cesar la expansión de tierras señoriles los peones empezaban a emigrar a otras zonas donde los empleasen. Estos peones eran los gauchos. Esto habla de un remanente de desempleados que vagaban por el territorio subsistiendo de patrón en patrón por necesidad y no por voluntad de estar en tierras desconocidas a la intemperie.

La segunda es confusa ya que dependiendo del momento de análisis adjudica al servicio militar, la necesidad de hombres en el frente de batalla, así para proveer de hombres se criminaliza al sector más desprotegido (los pobres) por ser “vagos y mal entretenidos” , mientras que en otras partes Gastón Gori da a entender que es al revés, primeramente existe el remanente de peones desocupados y en la miseria que para subsistir asaltaban y deambulaban en el campo por busca de cueros y ganado (con o sin propietario), y luego el servicio militar les daba una utilidad para eliminarlos del poblado, lejos en la frontera y también para disciplinarlos, siendo el servicio militar un medio para quitarse los anárquicos vagos en vez de ser como en la primera opción un fin para guerrear a los indios o a los poblados enemigos.
(no sé de historia argentina, no sé si había paz entre colonias o a veces se atacaban entre ellas ya que aún la unidad nacional era más un postulado estético que una inherente conformidad entre pueblos).

2) Una mayor demanda de “servicio militar” se satisface con la leva, y en este caso: la “leva forzosa” de la población desmovilizada.

Las causas de la persecución al gaucho (1 y 2) son las mismas que generan al vago.
Ya que es indispensable “crearlos” para saciar la demanda de personas.
(una lectura realmente marxista y personalmente opino acertada).

En 1 sucede que como brevemente dejé ver los vagos se generan por el exceso de demanda de personas para trabajar la tierra, luego al ya no ser necesarias para las cosechas se las despide y es ahí donde se crea al vago. La segunda consecuencia es que el vago para no ser apresado (al no tener papeleta firmada por algún propietario como su trabajador) acepta trabajar de peón por miserias, así la necesidad por evitar ser rotulado de vago lo posiciona aún mas desfavorablemente frente a sus empleadores.
En 2 sucede que los vagos “raptados” para hacer el servicio militar se escapaban, se fugaban de las filas por la s penurias que vivían haciendo surgir el mito del “gaucho libre” en la pampa a la par con la naturaleza cuando en realidad eran prófugos buscados por la ley condenados a la marginalidad. En otra secuencia del libro comenta que los gauchos no pueden incorporar el concepto de propiedad privada ya que los mismos oficiales para aprovisionarse recursos mandaban a los milicianos gauchos a peinar el campo, a cuetrear, en busca de reses y a pesar de que estaban marcadas (por el hierro caliente en su cuero) la orden era dada desde las jerarquías superiores. Por esto Gastón Gori cree que así, bajo este régimen, se confunde al gaucho, pues en la milicia puede hacer actos considerados criminales sin condena y por orden superior y al salir de las milicias (por fuga o por cumplir condena) los mismos actos son considerados criminales.

Ahora que mostré porque existe el vago y porqué se lo persigue (que en la tesis de Gori son ambas la misma cosa) (quienes lo hacen existir lo persiguen porque penan lo que hace) voy a plantear las condiciones de punibilidad del vago; las cuales ya se imaginarán por algunos ejemplos que di.

Condiciones para punir (por vagancia):
1) Pobres (sin propiedades) desocupados o sin oficio
2) Trabajadores con entretenimientos malos.
3) (30/10/1858) a) Poseer cuchillo (facón), b) Ser responsable de hurto simple,
c) Heridas leves. d) Transitar sin licencia. e) Correr avestruces.
f) Cuatrero de ganado ajeno.
4) Ser desertor de las milicias.
5) No poseer constancia firmada de conchabado o propiedad.
6) Percibir estipendio sin ser peón conchabado al devolver ganado al juzgado.



Se reputa a la vagancia como la anatema universal, y en el contexto es amplio el margen para la crueldad de la pena, el apresamiento indiscriminado y juicios sumarios. El mejor funcionario del gobierno será quién engrose el ejercito (y esto implica todas las cosas contra el gaucho que arriba ya se expusieron al hacerse efectiva la leva forzosa)
Se punirá de las siguientes maneras a los vagos y/o mal entretenidos:

A) Privación de la libertad con posibilidad de trabajos forzados. Estos consistían en servicios públicos o privados (trabajar en los galeones) en tiempos de paz y en servir a los militares en tiempos de guerra (aquí se los llevaba a la frontera al igual que el trabajo en los barcos).

B) Azotes (se menciona que con 200 azotes se mataría a un hombre, al vago se le daban 100 para dejarlo en mitad de la muerte y con altas posibilidades de injuriarlo de por vida imposibilitándole trabajar en el futuro)

C) Extrañamiento (Apartar, desterrar al extranjero, el servicio militar obligado implicaba este destierro al menos momentaneo)

D) Decomiso (a pulperías volantes las incautaban cuando se vio que comerciaban los cueros de las vacas, sustraídos “ilegalmente” y “alimentando el deseo por la vida inmoral”.)


Para que la libertad de los hombres fuese dispuesta arbitrariamente por las autoridades Gori afirma que es un momento de “situación política agravada”, apostando a la tesis liberal (ya que avala las libertades constitucionales) donde se agravan los derechos de un solo individuo sin control, sin explicación, sin motivo, entonces es la misma sociedad la que está en problemas y no solo el individuo.*
La situación política agravada hace que la ley se traduzca en estado puro como coerción y es la ley el contenedor de la miseria y del “horizonte obstruido” por las limitaciones que se le hicieron vivir al gaucho. Esto se transformó en repudio a la Ley y en desobediencia civil.

Pasando por alto importantes datos que en el libro se muestran (ya que el plan es resumir y no exponer completamente) he tomado cuatro hitos o momentos clave para entender la evolución del pensamiento y acto de las autoridades.
1) 1823; la ley sirve para contener a los mal entretenidos del robo.
2) 1870; Se discute si realmente la vagancia en si es un delito por si misma.
3) 1867/09/02; Un decreto da la orden de descentralizar el poder para evitar las sucesivas quejas y descreimiento de los pobladores por abuso de los jueces de paz; y exige que de una vez se articulen los 3 poderes y se evite el absolutismo colonial.
4) 1873/01/18; Bs As; el cese de anormalidades del derecho y arbitrio de persecución.

Para llegar al punto 4 no se trata de que “al fin los gobernantes entraron en razón por sus errores” el mismo Gastón Gori afirma que de no ser por la puja por el poder entre punteros y un acontecimiento desencadenante (el arresto del coronel Patricio Rodríguez y el mayor Pinilla que viajaban a Santa Fe sospechosos de ser hostiles a el Gobierno de Mariano Cabal) no se habría puesto coto a los procedimientos policiales. De lo contrario la unificación de diferentes sectores celosos de su política interna no podría haber sido llevada a cabo.
Así fue que poco a poco, ya con la “amenaza a las buenas costumbres” (el gaucho) eliminado o marginado del escenario, hubo un “acceso de humanidad” en las leyes y en su aplicación.

Luego varía a un pequeño comentario sobre la situación de los inmigrantes en la ola de europeos entrantes (los gringos) que llegó a la argentina. A ellos también se les hizo padecer la no libertad de tránsito, por eso comenta que un colono que abandonaba la colonia para trabajar en otra sin avisar al terrateniente era reportado como “fugado de la colonia”.

Aquí decidí terminar el reporte.
Dudas consultas y comentarios serán atendidos.



* Oroño dice: “Cuando la libertad de un ciudadano es agredida impunemente, las libertades de la sociedad se hallan amenazadas”

Estado de Peligrosidad

El estado de peligrosidad es la potencia del acto delincuente, se agrega que no todo acto potencial de delincuencia puede ser peligroso sino que solo los relevantes, el problema subyace siempre en que canon “objetivo” se utiliza para deliberar(porque siempre es una deliberación) el generar un saber para decir esto o aquello es potencialmente peligroso o esto y aquello además de ser en potencia peligroso son de relevancia en contra posición de los demás actos (de los demás individuos). También la lente subjetiva incide en que cosa es un crimen, y ahí el terreno se vuelve cada vez más movedizo cuando entran cuestiones de juzgar la intencionalidad o solo el acto con efecto criminal.

El estado de peligrosidad será el que los técnicos en juzgar determinen cual es (con el poder que se les ha conferido a lo largo del tiempo por sus resultados y por el prestigio del saber científico). Así los peritos; los psicólogos, psiquiatras, peritos balisticos, generan un campo de saber casi intocable y en el cual el juez deberá jugar dentro de él, es decir: el juez no será como en la anterioridad quién tenga el completo saber y poder para decidir que es ser culpable sino que el juicio moderno está compuesto mayoritariamente por los técnicos del sujeto que deciden que cosa fue o no fue hecha con intención, que cosa es o no es un crimen, locura o enfermedad y hasta donde el juez puede juzgar.

(articulo incompleto, se completará con referencia a michel foucault ‘vigilar y castigar’).

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Colores: Center of Sun

Colores: Center of Sun
Radiante de dulzura, el centro de un sol para las obreras